Internet

Charla sobre los peligros y beneficios de las Redes Sociales

Durante la tarde-noche de ayer, ofrecimos una charla sobre los peligros y beneficios que representan las redes sociales para los adolescentes (y no tan adolescentes). Las redes sociales pueden ser una herramienta de trabajo excelente o un pasatiempo muy divertido, pero nunca debemos transformarlo en un juego puesto que conlleva una gran responsabilidad. (más…)

Anuncios

Internet: ¿cambia los hábitos mentales?

man x-ray

¿Es posible que Internet nos haya cambiado nuestros hábitos mentales? Y si lo ha hecho a sido ¿a MEJOR o a PEOR?

Hace poco leí un artículo en el que se hablaba de Google y de Internet y como han conseguido que la gente cambie sus hábitos mentales. En el artículo: Is Google Making Us Stupid?; Nicholas Carr (escritor estadounidense que ha publicado libros y artículos sobre tecnología, negocios y cultura) nos habla de como Internet le ha cambiado la vida. Antes para buscar información sobre cualquier cosa debías de acceder a las enciclopedias que tenías en casa o ir a la biblioteca en busca de información, todo este movimiento te hacía perder un día o incluso más. Pero desde la llegada de Internet y Google, se nos es más fácil y rápido encontrar lo que buscamos. Tenemos toda la información al alcance de un clic.

Pero no todo es bueno según dice el artículo, también ha hecho que al obtener tanta información a nuestro alcance, nuestra mente haya cambiado. Con esto me refiero a la hora de leer. Cuando nos toca leer un libro o un artículo largo nuestro cerebro automáticamente empieza a desconectar, a perder el hilo de la lectura, a buscar algo más que hacer aparte de leer. Y aunque me cueste reconocerlo, veo que tiene parte de razón.

Estamos en un punto en nuestra vida en la que queremos las cosas ya, sin rodeos. Nos gusta aprender, pero hay tanto que aprender que no nos bastaría ni 4 vidas para abarcarlo todo. Por ello buscamos los resúmenes, las palabras claves, todo aquello que defina algo de un modo concreto. Y las empresas de publicidad lo saben, por eso sus anuncios son escuetos y de rápida absorción, porque saben que si son muy largos la gente empezará a desconectar.

Es posible que no estés de acuerdo,  pero te quiero plantear unas cuantas preguntas:

¿Cuando fue la última vez que te leíste un libro COMPLETO?

¿Te lees los artículos largos enteros o sólo los lees hasta la mitad?

y la última ¿Escuchas completamente lo que te dice la gente o cuando lleva esa persona un rato hablando empiezas a desconectar?

Cómo ves, Internet te ha cambiado aunque no lo quieras reconocer.

 

Internet: ¿Una red cada vez más abierta?

artworks-000094579027-yfzmkg-t500x500

Hace unos pocos días Fadi Chehadé, presidente de ICANN (la asociación internacional encargada de gestionar la asignación de nombres y direcciones IP a nivel mundial), afirmó que “Europa debe prepararse para la uberización de la industria”. También comentó el hecho de que “el futuro de internet es el móvil”. ¿Pero esto qué quiere decir?

La respuesta es sencilla. Uber es la aplicación gratuita que te permite encontrar en cualquier momento y lugar a una persona que pone a disposición su vehículo para transportarte de un punto a otro, cobrando obviamente por sus servicios. Es una red abierta que conecta a una gran cantidad de gente. A pesar de que la idea pueda parecer estupenda, ha sufrido críticas muy importantes por parte de asociaciones de taxistas de diversas ciudades, que se quejan de intrusismo laboral y falta de pago de impuestos. Esta es una cuestión muy complicada sin duda, que deberá regular el estado.

El caso es que, lo que pretende decir este hombre con sus dos afirmaciones es que internet tenderá a ser cada vez más abierto y gratuito y cada vez más las personas usarán dispositivos más pequeños para poder consultar cualquier cosa desde cualquier sitio. Además la red nos permite realizar una comunicación permanente con el resto de personas de muy diferentes formas: vía mensajes de texto, de voz, por tweets, por fotografías, por vídeos, etc. Luego, ¿Es verdad esta afirmación? ¿Cada vez estamos más conectados y cada vez hay más servicios abiertos?

En gran medida sí. El ejemplo más evidente es la famosa aplicación WhatsApp, que ha conseguido que la mayoría de la población disponga de un sistema de mensajería gratuita en todos los lugares y a todas horas. Ello permite compartir información de muchos tipos, con lo que es un medio en el que la viralidad está a la orden del día. No es el único ejemplo de empresa que se hace millonaria por ofrecer un servicio gratuito. Otros dos ejemplos muy obvios son Twitter y Facebook. Son redes sociales gratuitas que recaudan cantidades muy importantes porque dan la posibilidad de hacer publicidad en un entorno en el que todos los individuos están conectados. Y así podría citar una gran cantidad de ejemplos similares.

¿Pero hasta qué punto todos estos elementos influyen en la industria? Desde mi punto de vista y creo que desde el de la mayoría, esta nueva forma de relacionarse ha supuesto toda una revolución. Desde hace unos años, todas las empresas quieren estar en la web y quieren tener influencia en redes sociales. Y es que estos sistemas abiertos permiten a las empresas entrar en contacto directo con sus clientes, pudiendo no sólo hablar con ellos directamente, sino conocer sus preferencias y dirigirse específicamente hacia el público que ellas elijan, todo de forma muy económica. Parece además, que lo que hoy en día vende es lanzar aplicaciones gratis que puedan descargarse en los móviles, con un objetivo claro: que se extiendan como la pólvora. Una vez se extienden, entra en juego la capacidad de la empresa de ofrecer unos servicios determinados que ya no son gratuitos. Y es ahí donde está la ganancia, en lo que se conocer como “Estandarización de la tecnología” o lo que es lo mismo, el hecho de que todo el mundo se acostumbre a usar tu aplicación. Además debes conseguir crear una red viva por sí sola, en la que todo el mundo interactúe y genere contenido por sí mismos. Esto es lo más valioso que existe, porque las oportunidades se generan solas.

Por lo tanto, visto desde esta óptica, es cierto que internet tiende a ser una red cada vez más global y abierta, donde los sistemas en principio gratuitos tenderán a afianzarse e incluso a reemplazar a los sistemas tradicionales. Parece ser que en un fututuro no tan lejano, todos formaremos parte de un sistema personalizado e individual pero a la vez unido. Integraremos pues una gigantesca red en la que cada uno será capaz de desarrollar una tarea específica que no tendrá sentido sin que el resto se dedique a su vez a otras tareas específicas. En lo que a mi respecta, puedo decir que Fadi Chehadé me ha convencido, claro que esto no tiene porqué ser así necesariamente. ¿Tú qué opinas?

 

 

Debate sobre los efectos de los smartphones en los niños y adolescentes

La psicoanalista Julie Lynn Evans afirma con rotundidad que la mayoría de los problemas que sufren los preadolescentes y adolescentes, relacionados con anorexia, depresión o acoso escolar, tienen su raíz en el fácil acceso a Internet que estos tienen.

En una entrevista ofrecida al Telegraph, explica su experiencia cómo profesional y advierte el aumento de casos desde la década de los 90, en los que se enfrentaba a uno o dos intentos de suicidio al mes, frente a los cuatro de la actualidad.

SmartPhone-Child

El punto de inflexión lo ubica recién iniciada esta década, cuando la banda ancha llega a casi todos los hogares-incluyendo lugares que la dan gratis-y los smartphones se generalizan. En el resto de la entrevista, continua describiendo los tipos de trastornos o problemas que causan ese “libre” uso del smartphone por los chicos y chicas que ha tratado. Resumiéndolos, podríamos enumerarlos:

  1. Poseen acceso a webs que fomenta la autolesión y los trastornos alimenticios cómo la anorexia y bulimia.
  2. El acceso a la pornografía es mucho más sencillo.
  3. Pueden sufrir el acoso de depredadores sexuales.
  4. El bulling escolar es mucho más cruel y peligroso-además de masivo.
  5. La inmediatez de la red no les deja calcular las consecuencias de sus actos.

Además de las anteriores, detecta de forma alarmante que ni los estados ni los gobiernos locales están preparados para dar respuesta a estos nuevos problemas del siglo XXI; como ejemplo, un suceso que le acaeció cuando, al intentar ingresar a un chico con tendencias suicidas, no encontraron una cama disponible en el hospital.

Pero, según Julie Lynn, ¿son los nuevos dispositivos móviles los culpables de estos trastornos o tan sólo son una ventana que refleja la realidad? En mi experiencia con adolescentes, he asistido a numerosos casos de familias desestructuradas, pero cuando me refiero a este concepto, no sólo nos debe venir los casos de maltrato, también unos padres jóvenes que no deseaban serlo, una madre soltera porque fue abandonada por su pareja, padres drogodependientes, familias con todos los miembros en paro; aunque no hace falta vivir en un “pequeño Vietnam” para padecer un tipo de trastorno alimenticio o acoso escolar ya que también se dan en hogares normalizados. Internet no tenía la culpa de esos problemas, tan sólo era utilizado cómo una vía de escape por el niño o el adolescente, una fuente de respuestas que en ocasiones no eran las que necesitaban.

Si vemos el uso de Internet cómo algo que los padres deben compartir con sus hijos, conocer los peligros que para ambos existen (se le da mayor dimensión al peligro si comprenden que también los mayores pueden sufrir acoso o estafas) y cómo una fuente o herramienta para el hogar, será mejor que restringir su acceso o cortarle la conexión.

Al final, tendrán acceso desde su ordenador o su smartphone sin que podamos evitarlo-recuerdo que encerrarlos en una torre está penado-y será en ese momento en el que todos nuestros consejos, pero sobretodo, todas las vivencias que hayamos compartido con ellos, ganaran en importancia frente a un posible acosador o una página que le asegura que una talla 34 es la ideal para estar guapa.

Siempre se lo recuerdo a los padres con las mismas palabras: “tenéis mucho valor, porque ser padre actualmente es más difícil que en nuestra época. Antes existían los mismos peligros y amenazas, aunque ahora se cuelan por la ventana de nuestro televisor, ordenador o smartphone. La clave es una educación en valores y sobretodo, en no avergonzarse por fallar. El fracaso en la vida es normal y nos debe servir para aprender a continuar, no para caer derrotados”.

 

UNA GUÍA = UNA VIDA

¿POR QUÉ NECESITAMOS UNA GUÍA PARA VIVIR?

No os habéis fijado, hoy en día consultamos cualquier maniobra a ejecutar en este pequeño aparatito llamado ordenador y su inseparable amigo, internet.  Estan íntimamente ligados a la hora de buscar cualquier actividad que desconozcamos. Ya no leemos instrucciones, ni prospectos, ni tampoco consultamos a nadie; simplemente, venimos al ordenador y le damos al buscador.

El por qué de ésta conducta, se resume, o bien en nuestra dependencia absoluta de dicho aparato o bien,en nuestro orgullo de querer hacer por nosotros mismos las cosas y satisfacer nuestro deseo egocentrismo, o bien un nivel alto de tacañería. La verdad,es que es un tema a estudiar y analizar en profundidad.Siempre han existido los manuales, para el montaje, para aprender sobre ciertos temas; pero nada que ver con lo que vivimos en nuestros días.

Ya no nos podemos imaginar la vida sin venir al ordenador y preguntar por una guía; de hecho he hecho el experimento y salen resultados tan dispares al poner sólo guía en el buscador como:

1º NACE UNA GUÍA ONLINE DE ESTABLECIMIENTOS ALIMENTARIOS APTOS PARA ALERGICOS

2º PERDIDO SIN SABER QUÉ HACER- UNA GUÍA PARA LLEVARSE BIEN

3º UNA GUÍA FÁCIL PARA LA LACTANCIA

4º UNA GUÍA FÁCIL PARA VISITAR EL CERN EN GINEBRA

5º UNA GUÍA SOBRE QUIMIOTERAPIA

Veis, hay guía para todo, no podemos vivir en este mundo y en esta sociedad que nos ha tocado sin una guía, nos tienen que marcar las directrices de nuestras hazañas, el itinerario de nuestros caminos, el hilo de nuestros argumentos, los consejos de nuestros actos; en fin, nos tienen que decir a qué atenernos para encontrar nuestra estabilidad y equilibrio. Os dejo con una reflexión: ¿Necesitamos en realidad todas estas guías o nos hemos acostumbrado a que nos digan lo que debemos hacer?guia

 

 

 

La importancia de saber idiomas en el marketing

Hoy en día vivimos en un mundo totalmente globalizado y como muestra un botón, algunos de vosotros estaréis leyendo esto desde otros países u otros continentes. Y dado que entre el emisor y el receptor ya existe un canal, lo único que falta es que ambos entiendan el mismo código, y ahí quería yo llegar. En este planeta se hablan aproximadamente 6000 idiomas, con ellos llegaríamos al 100% de la población. Pero dado que la herramienta más útil para comunicarnos con el resto del mundo es internet, me voy a centrar en las lenguas más usadas en la red de redes.

En esta primera inforgrafía podemos ver representados el número de usuarios por lengua:

Internet-Language-Infographic1Se puede apreciar que hay una gran diferencia entre los dos primeros idiomas y el resto. Claramente el inglés y el chino son los idiomas que mandan en esta clasificación y es que atacar el mercado anglosajón y el chino es una muy buena idea para vender nuestro producto. El único problema es la dificultad que entraña el idioma mandarín, por eso hoy en día los profesionales que dominan esta lengua están muy bien valorados. Por otra parte, aunque suene duro decirlo, aquel que no tiene conocimientos de inglés es considerado un analfabeto en el S. XXI. El tercero en discordia es el idioma en el que estoy escribiendo este post y que cuenta con más de 160 millones de usuarios internautas, una cifra nada despreciable pero lejos de los 500 millones de usuarios chinos.

Si nos fijamos en las columnas de abajo a la derecha podemos ver que los japoneses y los alemanes son los que más usan internet. Un 78% de los japonenes lo utiliza y esto los convierte también en un buen target para nuestro negocio, aunque tenemos también el handicap del idioma, complicado de dominar. El alemán, un idioma mucho más asequible a la hora de aprenderlo es una muy buena opción para ampliar nuestro mercado, dado que el 79% de los germanoparlantes utiliza internet.

La última columna nos indica el número de hablantes de cada idioma y una vez más, chino, inglés y español ocupan el podium.

Ahora quiero que os fijéis en otra infografía, pero esta vez ordena las lenguas según el contenido en internet:

infografia-idioma

Aquí el rey indiscutible es el inglés. Más del 55% del contenido de internet está escrito en la lengua de Shakespeare. Esta claro que si quieres obtener información de internet, tu lengua es la inglesa. Muy lejos queda el segundo clasificado que es el alemán con un 6.4% del contenido, nada mal para una lengua que hablar solo 100 millones de nativos. Realmente se publican muchas cosas en alemán, un idioma que está de moda últimamente. Para encontrarnos con el español tenemos que irnos hasta el 5º puesto y es que algo debe de fallar cuando la tercera lengua más hablada y con más usuarios de internet se encuentra por detrás del ruso, japonés y alemán que entre los tres no llegan al número de hablantes de español. ¡Debemos producir más contenido en nuestro idioma! El chino también se queda atrás respecto a contenido, esto podemos achacarlo a la fuerte censura que aplica el país oriental en internet.

Como conclusión os diré que cuantos más idiomas habléis mejor, jaja. Vale, pero si juntamos la información de las dos inforgrafías estaréis de acuerdo conmigo en que publicar y buscar información en inglés es esencial para poder llegar a un gran número de personas. Como segunda lengua de importancia pondría al chino junto con el español en un empate técnico y a estos les seguirían el alemán y el japonés en ese orden. Dependiendo de vuestros objetivos aprendería una u otra lengua pero con cualquiera de esas cinco no fallaréis.

¡Espero que os haya gustado! Auf Wiedersehen!