compra

¿Necesidad,deseo o supervivencia?

media-vida

 

Bienvenidos al Black Weekend!!

Esta forma consumista y aterradora de vendernos los mismos productos de siempre, casi al precio de siempre,con los descuentos de siempre,eso sí, con un nombre diferente.

El Black Friday o Black Weekend es un día exportado de Estados Unidos, que precede a Acción de Gracias. En él las tiendas, grandes superficies y marcas, ponen sus productos al servicio del consumidor ofreciendo grandes descuentos, antes de Navidad.

En teoría está genial, pero ahora bien, viene la práctica.Grandes atascos, colas interminables de personas desesperadas, aparcamientos imposibles, deshumanización, egoísmo, agresiones, picaresca, y lo más importante…¿Nos merece la pena pasar por toda ésta Odisea?

Los descuentos a veces no son lo que esperamos.Al menos en España, son muy pocas marcas y tiendas las que se atreven a ofrecer descuentos importantes. Así pues, la picaresca española florece y los descuentos son mentiras, etiquetas en las que se ha subido el precio y realizado el descuento para que que quede exactamente igual que antes.

En conclusión, es un día en el que nos provocan deseos, y nuestra necesidad consumista nos lleva a obtener productos, yéndonos a casa con la satisfacción de haber realizado una Gran compra.Ese es el objetivo, otra cosa muy distinta es que lo hayamos conseguido.

 

 

Anuncios

Las claves para ser un buen vendedor.

Es probable que hayan escuchado que el mejor vendedor es el que más dinero hace ganar a la empresa y estarían en lo cierto si no fuera porque seguramente le haga perder clientes-y por defecto, dinero-por otros cauces.

La actual situación económica no permite perder clientes por un vendedor que ha engañado a un cliente o le ha tratado de forma irrespetuoso. No podemos reducir todo a las cifras en ventas puesto que el cliente tiene memoria y contactos a los que describir su mala experiencia en nuestro establecimiento.

SONY DSC

Es por eso que debemos poseer ciertas características mínimas para vender un producto, aconsejar sobre su uso y atender en la postventa. Las más importantes son:

Ser sincero por encima de todo.
Es increíble pensar que existen todavía un gran numero de empresarios que dicen “medias verdades” o mentiras totales, sin importarles los resultados que acarrearán para su empresa. La sinceridad debe prevalecer cómo denominación de marca y debe acompañar a todos tus propósitos, incluso una sincera profesionalidad. En todo momento debemos demostrar aquello que afirmamos y nunca intentar llevar al cliente a nuestro terreno. Si la cafetera no es válida para un tipo de cápsulas, no lo es y ya está; intenta hablarle de los rasgos positivos de la misma, pero no le engañes.
Para mostrarte sincero debes conocer a fondo tu propio producto. Al cliente no le vale con “creo que si” o “debería verlo”, debes demostrarle que controlas lo que haces y que se puede ir de tu establecimiento con la tranquilidad de tener toda la información necesaria.

Tener la capacidad de ponerse en el lugar del otro.
Es tener empatía, percibir las inquietudes y anhelos del cliente y ser capaz de gestionarlos para su propio beneficio-que no el de la empresa. Debemos respetar su opinión, sus ideas y su modo de ver la vida para poder ofrecerle de la mejor forma posible-la más efectiva-aquello que realmente necesita. Cuando un cliente se siente escuchado, es significado de que se siente importante y que en tu establecimiento va a obtener algo más que una rápida compra. Las claves para dicha empatía están en el respeto y en la comprensión, a pesar de que crea que siempre tiene la razón.

1380857216u9va4

Cooperar con la empresa, los compañeros y el cliente.
Ponerse de acuerdo entre todos para lograr un mismo fin puede parecer difícil pero a la larga ofrece unos inmejorables resultados. Ponerle fácil las cosas a la empresa no es renunciar a tus derechos, pero tampoco es abusar del compañero que siempre se queda a cubrir tu baja del viernes o no criticar a todos los compañeros que no te caen bien. Acatar las normas, por absurdas que nos parezcan, puede ser un interesante ejercicio de armonía, ya que no damos la sensación de estar por encima del resto de compañeros.
Y es que, es fundamental para el buen funcionamiento de la empresa, que sus cimientos, los trabajadores, cooperen para realizar el trabajo de la mejor forma. Si nos comportamos de forma irrespetuosa, no aconsejamos de forma positiva, alentamos la desunión entre compañeros e intentamos destacar por encima de todos de forma desleal, el ambiente generado afectará al desarrollo y las ventas de la empresa.
Con el cliente también debemos cooperar, tratarlo de forma correcta y ser cortes con cualquier consulta que tenga que hacernos. Hacerle partícipe de su compra, preguntándole por sus inquietudes sobre un producto determinado, su uso real o si le va a sacar el rendimiento real, es un buen ejercicio de colaboración.

Debemos ser los más serenos del mundo.
Habrán clientes que entren por la puerta gritando y maldiciendo, echando por su boca miles de insultos hacia ti y tu empresa, pero si los atiendes de forma serena, tranquila y seguro de uno mismo, la tormenta quedará en brisa marina a los pocos minutos. Piensa en cada momento que desea el cliente y no te precipites en tus decisiones o actos, pero sobretodo no te muestres agresivo e irrespetuoso, la falta de respeto no tiene excusa.