Moda

Ahora puedes decir que sí son tus Converse

Las zapatillas Converse son uno de los iconos de la moda urbana que casi personifican un estilo de vida más cosmopolita, más rápido y más divertido. Ahora se han superado con la opción de poder customizar nosotros mismos alguno de sus modelos. (más…)

Anuncios

El fenómeno de la viralidad ¿Sirve de algo?

vestidocomadreja

 

 

 

 

¿Qué hay de marketing en preguntar de qué color es el vestido? ¿Qué tiene que ver el marketing en el hecho de mostrar una foto de una comadreja encima de un pájaro en pleno vuelo? A simple vista, puede parecer que no existe ninguna relación. Pero si nos paramos a pensar, caeremos en la cuenta de que en poco tiempo aparecen toda una serie de contenidos virtuales relacionados con el tema. Desde miles o millones de tweets en los que se habla del asunto, hasta famosos montajes fotográficos con diversos fines, sobre todo humorísticos.

Hay que decir que muchos de los fenómenos virales no tienen a ninguna empresa detrás responsable de su lanzamiento. Pero eso no quiere decir que muchas empresas no salgan beneficiadas de todo esto. En el caso de la famosa foto del vestido, la empresa que lo fabricó ha recibido pedidos cuantiosos. A pesar de que esto sea una mera anécdota, existen otras muchas empresas virtuales que lo utilizan con el fin de estudiar qué parámetros son los que dan como resultado que una simple imagen o frase, se haga famosa en todo el mundo.

Y es que  gracias a las campañas virales muchas empresas ganan importantes cantidades de dinero. Pero ¿porqué algo tan trivial acaba siendo tan conocido como para que todo el mundo hable de ello? Muy sencillo, esto se produce por la interacción de dos fenómenos: la sorpresa y el efecto moda. Normalmente, para que algo triunfe en internet tiene que ser muy llamativo, porque al existir tal cantidad de información, la mayoría de lo que se lanza acaba pasando inadvertido. Una vez que se ha lanzado una imagen,un vídeo, una frase, una canción o lo que sea que cause un gran impacto de primeras, llega el efecto moda. Es vital que alguien muy famoso siga el juego a la cuestión y cuando  es así, se desata “la locura”.

Mucha gente, por el simple hecho de unirse a la moda de esa semana o día, continúan contribuyendo a extender el fenómeno. En el caso de los famosos esto tiene su parte de competición. En muchas de estas situaciones, un gran número de ellos intentan estar a la última a fin de ser los primeros en seguir la tendencia y en hacer los primeros retweets. Alrededor de los mencionados famosos, gran cantidad de gente que vive del mundo virtual, continúan con el fenómeno.

De esta manera, algo muy simple se magnifica y se convierte en el tema de conversación de la mayoría. Esto nos demuestra que las modas siguen triunfando y que por lo tanto seguimos teniendo la necesidad de ser reconocidos por el resto y de sentirnos dentro de un grupo social. Yo creo que este tipo de campañas juega precisamente con esto, y es que al final funcionamos por imitación. Es más, en muchas de ellas la clave está en que alguien famoso, cuanto más mejor, se una al fenómeno. Es ahí cuando todo alcanza una mayor dimensión.

También se puede deducir de todo lo anterior, que este tipo de cosas resulta una fuente de información de suma importancia a cerca de cómo se puede triunfar en la red. Estudiar el porqué y el cómo muestra a las empresas el camino a seguir para dar a conocer algo. Por lo tanto, estos asuntos sin importancia aparente, sirven para generar dinero, mucho dinero y mostrar las pautas de actuación. De todo se puede aprender en esta vida.

Moda urbana: normcore

Actualmente, se podría decir que la tendencia que se impera en la calle y pasarelas es el normcore. Es una “nueva” forma de vestir, aunque de nueva no tiene nada pero ya sabemos que los americanos y los diseñadores necesitan etiquetar todo los estilos.

Pues como iba diciendo el normcore es una tendencia que consiste en vestir con lo primero que te encuentras en el armario, eso si, todo bien estudiado para que no vayas hecho un payaso.

Para mi el normcore es como viste la gente de la calle y para ser más concretos como visten algunas tribus urbanas como los raperos, skaters, etc. Y también cualquier adolescente que entra en la etapa de “aún no se quien soy”.

Si os ha entrado curiosidad por el normcore o os interesaría probarlo aquí os traigo unas cuantas tiendas de ropa que posiblemente os interese.

La primera se llama Psychorebel, es una tienda americana de ropa urbana dedicada a la mujer. Venden pantalones, camisas, bolsos, vestidos, …

winter_(1_of_1)-420 winter_(1_of_1)-403 

La siguiente tienda es Hottopic, una tienda que vende productos de tus series favoritas. En ella te puedes encontrar desde calzoncillos de Walking Dead hasta camisetas y vasos de Hora de Aventuras.

10171581_hi  10272413_hi  10289682_hi

 

Y por último si lo que te gusta es pasar desapercibido te aconsejo que lleves unos vaqueros cómodos y una camiseta blanca o negra básica. Así irás a la moda sin tener que llamar la atención.

Excelente campaña publicitaria de AXE

UN BUENÍSIMO EJEMPLO DE PUBLICIDAD BIEN HECHA

“Con este videoclip entramos en un territorio nuevo para Axe, la música. Como marca, estamos en constante desarrollo pasa satisfacer mejor los gustos y las inquietudes de los jóvenes y sabemos que la música es un elemento vital en sus vidas, ya que seis de cada diez jóvenes no podrían vivir sin ella. Por tanto, hemos dado un paso adelante creando un videoclip con Novo Amor, que les ayude a desconectar del ajetreado ritmo de vida que llevamos.
Nuestro Welcome to the Jungle es inspirador porque en él, incitamos a crear un mundo alejado del ruido: vivimos en un mundo cada vez más caótico, en el que todos quieren llamar la atención. Para destacar, puedes intentar gritar más alto que los demás o elegir ser sutil y elegante como el nuevo Axe Black”explica Mikel Valdés, responsable de Axe en España.
El videoclip ha sido dirigido por el americano Nabil Elderkin, fotógrafo y conocido director de cine y vídeos musicales que ha trabajado con estrellas de la canción de la talla de Bruno Mars, Lana del Rey o Artic Monkeys. Es impresionante, arte publicitario en estado puro.

No caigas en la sensualidad de una mujer con gafas.

La primera vez que la vi ya me llamó la atención, no sólo por sus gafas, sino por el silencio que le acompañaba a las furtivas miradas que nos hacíamos. Cuando una mujer habla, se desnuda, muestra sus sentimientos e inquietudes, pero si no lo hace, el rostro es el primer chivato que te advierte; las gafas no me dejaban ver el “peligro”. Cuando decía algo interesante, me sentía cautivado, pero las gafas me recordaban que no iba a descubrir más, sólo lo que ella quería, lo que ella me permitía y es entonces es cuando te enganchas, cuando intentas descubrir a toda costa quién hay detrás de esos dos cristales.

Estadísticamente, con una población en España, de más del 50% usando gafas (según la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico) es difícil no encontrarse a una mujer que las lleve, si no ha optado por la cirugía o unas incómodas lentillas; nunca entenderé como se renuncia a un complemento tan erótico.

main-qimg-5f1526b491880669605637aafd777721

Y no existe algo más erótico que la insinuación, el misterio y las verdades por capítulos. Sentirte atraído por una mujer con gafas es un juego que comienza en el primer momento en el que deseas saber que persona te observa a través de ellas. Seguras tras su parapeto transparente, se permiten el lujo de analizarte y escudriñarte, con la certeza de que no podrás penetrar por esa máscara tan sencilla pero eficaz.

Si además incluimos gafas de diseño o colores, esas que se salen de la típica gafa de bibliotecaria, nos llevan a un nivel más sexy, más “exhibicionista”. Asistimos a ese momento único en nuestras ciudades, ese momento en el que una “Glassy Lady” camina calle abajo diciendo “soy un misterio y lo grito a los siete vientos” y además en color.

Aunque Hollywood se empeña en demostrar lo contrario. Son innumerables las películas en las que el “patito feo” lleva gafas y se convierte en una mujer bellísima sin ellas; que estupidez. Quitarle a la actriz ese rol de mujer con personalidad e ideas claras, nos está reventando gran parte del guión y nos lo convierte en una simple historia de cuento de hadas, con una princesa cisne y un ganso de príncipe.

Anne Hathaway en "Princesa por sorpresa". Fuente: Buzzfeed.

Anne Hathaway en “Princesa por sorpresa”. Fuente: Buzzfeed.

Todas las mujeres poseen su propia sensualidad, su propia erótica interior que a veces nos dejan entrever y otras, no podemos ni apreciar. Una mujer con gafas te tienta a resolver esa sensualidad, a atreverte a participar de su juego si no tienes miedo a un cambio de las reglas en medio de la partida; y es que todo cambia cuando esas gafas se deslizan hasta la punta de su nariz y te mira por encima de ellas.