Un ejemplo real de Comercio Justo: Vino de Colchagua

Vino Campesino Carmenere 2014

Es evidente que el sello Fair Trade es muy conocido a nivel mundial, el problema es que muchas veces no se conoce la gran cantidad de historias que hay detrás. Por eso, hoy os voy a traer un ejemplo de productores que viven de la venta de vino con sello Fair Trade. Es el caso de la cooperativa de Santa Cruz de Colchagua, en Chile, todo un ejemplo de equilibrio laboral, personal y medioambiental.

El Valle de Colchagua es una pequeña región que se encuentra situada a los pies de Los Andes, en Chile. Posee un bonito paisaje rico en vegetación y en fauna, donde proliferan distintos microclimas que favorecen la plantación y elaboración de una gran cantidad de variedades vinícolas. Pero lo agradable de todo esto, a parte del sabor de sus vinos, reside en la riqueza que genera esta actividad agrícola, no centrada únicamente en el beneficio económico.

Y es que los vinos chilenos de la cooperativa de Santa Cruz de Colchagua llevan sello Comercio Justo. Son una de las empresas colaboradoras y sustentadoras de este sistema de comercialización alternativo, y parece que las cosas les funcionan muy pero que muy bien. Entre otras cosas, son una fuente de empleo directo para los habitantes de esta región, asegurándoles tener la capacidad de poseer una vida digna, no sólo por el salario que reciben, sino también porque las condiciones laborales de los trabajadores permiten que no sufran explotación laboral y cumplen todos los reglamentos de seguridad.

Pero este no es el único elemento positivo del Fair Trade. Este tipo de comercio obliga a respetar el medio ambiente y a cumplir con unos criterios mínimos que evitan que incumpla los tratados internacionales sobre contaminación y respeto del medio natural. Estas buenas prácticas, al ser desarrolladas en un entorno tan bello, han sido a su vez aprovechadas por los habitantes de esta región para crear una industria turística. Con lo cual,  los negocios hosteleros y los comerciantes también han tenido la oportunidad de beneficiarse de los aspectos positivos que implica producir cumpliendo las reglas.

Además, han creado un fondo social, en el que destinan parte de los beneficios al apoyo de otros organismos que realizan labores sociales, como por ejemplo actuación contra varias enfermedades, prestamos financieros y el apoyo a los afectados por catástrofes naturales, como por ejemplo el terremoto del año 2010. De esta manera, aportan beneficios y personal que también revierten positivamente en la sociedad.

En definitiva, estamos hablando de un caso real de éxito, tanto empresarial como social, en una región que quizá hubiera quedado olvidada. Puede parecer mentira, pero no lo es. Siempre debemos tener la esperanza de convertir el mundo en lugar mejor, porque continuamente se demuestra que todo es posible si todos ponemos un poco de nuestra parte. Aquí os dejo el enlace, para comprobar que este ejemplo, es cierto:

http://es.reddelvino.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s