Brainstorm Vs Brainswarming

Muchos de nosotros hemos participado en procesos creativos en los cuales se ha llevado a cabo una “tormenta de ideas” o Brainstorm. Los individuos van aportando ideas de toda índole sin ser juzgados o influenciados con el fin de dar rienda suelta a la imaginación. Pero esta técnica no es del todo satisfactoria para ciertos casos.

La tormenta de ideas se hace de forma grupal, interviniendo cada participante de forma ordenada y libremente. Es esa libertad la que puede condicionar la actitud de algunos miembros del grupo puesto que pueden verse influenciados por aquellos que cojan el rol de líder, aporten mayor número de ideas o incluso por su inactividad en el proceso.

Las mismas personas que no participaron satisfactoriamente en la tormenta de ideas-por verse cohibidos-admiten que de forma individual si son capaces de generar mayor número de ideas creativas. No es que no sepan trabajar en grupo sino que no saben gestionar-o no han sido formadas para ello- la defensa de su rol dentro del grupo.

brainstorm_fuente-momentdesign

Una manera de mejorar esta técnica sería la de permitir cierta crítica durante el proceso, con el fin de conseguir un debate. El debate aporta mayor número de puntos de vista sobre una única idea. Se puede desdeñar un concepto y al minuto siguiente se recupera para convertirse en centro de discusión.

Una alternativa al brainstorm en la planteada por el doctor Tony McCaffrey con su “Brainswarming”, la cual anima a la creación de ideas pero dentro de un contexto y no de forma aislada, con un objetivo más amplio. Se comienza fijándonos una meta o la solución de un problema en la parte superior de una pizarra, luego se van enumerando los recursos disponibles para resolver estos problemas. Los miembros del grupo se sientan de forma independiente y empiezan a escribir ideas para abordar el problema. La clave del proceso es unir las propuestas de los que mejorarían la meta, frente a los que mejorarían los recursos.

La lluvia de ideas no es un varita mágica que nos ofrecerá la solución mientras vamos “vomitando” ideas según lleguen a la cabeza. El brainstorm es una herramienta útil-cómo muchas otras- para fomentar la creatividad, el desarrollo de posibles vías de actuación que no se habían planteado antes o interrelacionar ideas que en un principio estaban inconexas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s