Project Fi: ¿Un cambio de estrategia de marca?

Recientemente hemos conocido la noticia de que la compañía americana Google va a lanzar una nueva línea de telefonía móvil en Estados Unidos, conocida con el nombre de Project Fi. Esta operadora telefónica compartirá línea con T-Mobile y Sprint y sólo funcionará en los móviles Nexus.

Los precios no serán tan baratos como se pensaba, puesto que se basarán en una cuota de 20 euros que permitirá llamadas y sms ilimitados, y cada Gb consumido en tarifa de datos supondrá 10 euros adicionales. Eso sí, la compañía escogerá la línea de cobertura que mejor señal reciba y se dispondrá de wifi gratis en infinidad de puntos habilitados en todo el mundo.

La noticia sorprende desde el punto de vista de sus unidades de negocio. Y es que Google vuelve a salir de nuevo al mercado telefónico, aunque esta vez no como proveedor de tecnología (como en el caso del sistema Android) sino desde la prestación de servicios de intermediación. Tradicionalmente, Google se había limitado a centrar su ventaja competitiva en lo que se conoce como “la nube”, ofreciendo servicios de todo tipo pero especialmente centrados en la gestión de contenidos subidos a la red. Esta ha sido y es la fuente de su triunfo.

Sin embargo, debido al gran auge de los smartphones, se ha planteado la irrupción en un sector que no controla. Esto nos da una idea de hasta qué punto el uso de los teléfonos inteligentes es y será importante en términos económicos. Y es que no es la única empresa que entra de forma un tanto tardía al caramelo de los teléfonos inteligentes. Microsoft ya se vio obligada a crear un sistema operativo para competir con Android y Apple. Es evidente la importancia económica que suponen estos dispositivos.

Pero lo que más choca de toda esta historia, según mi punto de vista, es el cambio en su imagen de marca. Google es una empresa que ofrece una cantidad de servicios gratuitos o muy baratos a fin de conseguir estandarizar su tecnología, haciendo que todo el mundo utilice sus sistemas y productos. Esto podría dar a entender que su nuevo servicio de telefonía estuviera enfocado a la prestación de servicios “low cost”. Pero no es así, puesto que lo que pretende es ofrecer un servicio de calidad con ventajas adicionales a las compañías tradicionales. Esto genera toda una serie de preguntas: ¿Está el sector de operadoras de telefonía demasiado saturado? ¿Ha pretendido diferenciarse? ¿Está cambiando su estrategia de marca? ¿si lo anterior es cierto, cómo influirá eso en el resto de sus unidades de negocio? Creo que en breve podremos comprobarlo, habrá que ver qué pasos da la compañía de aquí en adelante.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s