Internet: ¿Una red cada vez más abierta?

artworks-000094579027-yfzmkg-t500x500

Hace unos pocos días Fadi Chehadé, presidente de ICANN (la asociación internacional encargada de gestionar la asignación de nombres y direcciones IP a nivel mundial), afirmó que “Europa debe prepararse para la uberización de la industria”. También comentó el hecho de que “el futuro de internet es el móvil”. ¿Pero esto qué quiere decir?

La respuesta es sencilla. Uber es la aplicación gratuita que te permite encontrar en cualquier momento y lugar a una persona que pone a disposición su vehículo para transportarte de un punto a otro, cobrando obviamente por sus servicios. Es una red abierta que conecta a una gran cantidad de gente. A pesar de que la idea pueda parecer estupenda, ha sufrido críticas muy importantes por parte de asociaciones de taxistas de diversas ciudades, que se quejan de intrusismo laboral y falta de pago de impuestos. Esta es una cuestión muy complicada sin duda, que deberá regular el estado.

El caso es que, lo que pretende decir este hombre con sus dos afirmaciones es que internet tenderá a ser cada vez más abierto y gratuito y cada vez más las personas usarán dispositivos más pequeños para poder consultar cualquier cosa desde cualquier sitio. Además la red nos permite realizar una comunicación permanente con el resto de personas de muy diferentes formas: vía mensajes de texto, de voz, por tweets, por fotografías, por vídeos, etc. Luego, ¿Es verdad esta afirmación? ¿Cada vez estamos más conectados y cada vez hay más servicios abiertos?

En gran medida sí. El ejemplo más evidente es la famosa aplicación WhatsApp, que ha conseguido que la mayoría de la población disponga de un sistema de mensajería gratuita en todos los lugares y a todas horas. Ello permite compartir información de muchos tipos, con lo que es un medio en el que la viralidad está a la orden del día. No es el único ejemplo de empresa que se hace millonaria por ofrecer un servicio gratuito. Otros dos ejemplos muy obvios son Twitter y Facebook. Son redes sociales gratuitas que recaudan cantidades muy importantes porque dan la posibilidad de hacer publicidad en un entorno en el que todos los individuos están conectados. Y así podría citar una gran cantidad de ejemplos similares.

¿Pero hasta qué punto todos estos elementos influyen en la industria? Desde mi punto de vista y creo que desde el de la mayoría, esta nueva forma de relacionarse ha supuesto toda una revolución. Desde hace unos años, todas las empresas quieren estar en la web y quieren tener influencia en redes sociales. Y es que estos sistemas abiertos permiten a las empresas entrar en contacto directo con sus clientes, pudiendo no sólo hablar con ellos directamente, sino conocer sus preferencias y dirigirse específicamente hacia el público que ellas elijan, todo de forma muy económica. Parece además, que lo que hoy en día vende es lanzar aplicaciones gratis que puedan descargarse en los móviles, con un objetivo claro: que se extiendan como la pólvora. Una vez se extienden, entra en juego la capacidad de la empresa de ofrecer unos servicios determinados que ya no son gratuitos. Y es ahí donde está la ganancia, en lo que se conocer como “Estandarización de la tecnología” o lo que es lo mismo, el hecho de que todo el mundo se acostumbre a usar tu aplicación. Además debes conseguir crear una red viva por sí sola, en la que todo el mundo interactúe y genere contenido por sí mismos. Esto es lo más valioso que existe, porque las oportunidades se generan solas.

Por lo tanto, visto desde esta óptica, es cierto que internet tiende a ser una red cada vez más global y abierta, donde los sistemas en principio gratuitos tenderán a afianzarse e incluso a reemplazar a los sistemas tradicionales. Parece ser que en un fututuro no tan lejano, todos formaremos parte de un sistema personalizado e individual pero a la vez unido. Integraremos pues una gigantesca red en la que cada uno será capaz de desarrollar una tarea específica que no tendrá sentido sin que el resto se dedique a su vez a otras tareas específicas. En lo que a mi respecta, puedo decir que Fadi Chehadé me ha convencido, claro que esto no tiene porqué ser así necesariamente. ¿Tú qué opinas?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s