No todas las campañas solidarias funcionan en redes sociales.

Las campañas solidarias han encontrado un gran aliado en las redes sociales. Permiten su rápida difusión y aumenta la posibilidad de conseguir sus objetivos, pero ¿todas las campañas solidarias son efectivas? Algunos casos demuestran que no.

En numerosas ocasiones, en nuestro muro de Facebook, ha aparecido publicado, por uno de nuestros amigos, una solicitud de apoyo a un niño o adulto, con algún tipo de enfermedad rara con el típico mensaje de compartir en tu muro y darle a “Me gusta”. Pues ninguna de esas campañas van a conseguir su objetivo, por mucho que se comparta en los muros o por los innumerables “Me gusta” que obtenga.

Para empezar, Facebook ya ha advertido que no premia de ninguna forma el mayor número de likes en un post de este tipo, ni que una publicación sea compartida por todos, además no se responsabiliza de las campañas que piden donaciones económicas-mucho ojo con eso. Tal vez, incluso está barajando la idea de considerarlo spam, si los usuarios seguimos protestando por su masificación.

Atendiendo a su diseño, este es sencillo pero efectivo, con un texto de auxilio por el paciente y su imagen, convaleciente o mostrando elementos cómo tubos o vendajes, imágenes que podrían estar vulnerando sus derechos. Este esquema se repite en casi todas las campañas, implementando un aire de “industrialización” del hecho que nos invita a saltarnos el post rápidamente.

Ejemplo de una publicación en Facebook para solicitar ayuda.

Ejemplo de una publicación en Facebook para solicitar ayuda.

Es por eso que, el abuso de estas campañas, ha causado el efecto contrario al deseado; incluso haciendo una pequeña encuesta entre usuarios, advertiríamos que la continua visualización de campañas solidarias unipersonales produce indiferencia y lo que es peor, insensibilización. A ello se suma el gran número de fakes que viajan por la red o de campañas ya desfasadas, que parecen y desaparecen con el tiempo.

Entonces, ¿nadie puede pedir ayuda mediante Facebook? La plataforma es un gran escaparate para hacerlo, pero debemos realizar campañas de forma conjunta y no enfocadas en un sujeto. Los médicos llevan tiempo desaconsejando encarecidamente este tipo de campañas centradas en un enfermo concreto-acordarse de la recogida de tapones-por una cuestión de pura lógica: son demasiadas batallas en solitario; sólo si se vuelve viral y aparece en los medios tradicionales, puede conseguir resultados positivos, pero de estos casos, la proporción de que ocurra es bajísima.

Recomiendan que evitemos las campañas de “fulanito” y “menganito” para centrarnos en una campaña conjunta que reúna fondos para el estudio de una determinada enfermedad rara o el avance en la cura de enfermedades tan sensibilizadas cómo son el cáncer o el alzheimer.

La mejor opción es la de acudir a plataformas online que aglutina cualquier tipo de propuesta e iniciativas, cómo por ejemplo change.org, actuable.es o la estadounidense moveon.org. En ellas, la difusión es más efectiva y la seriedad de estos portales te aseguran, en principio, que te tomen en serio, aunque no el éxito de la campaña, que depende más de la solidaridad del ciudadano que de innumerables likes.

Portal de la plataforma solidaria Change.org

Portal de la plataforma solidaria Change.org

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s