El curioso caso de Anna Allen: Una extraña forma de hacer marketing

allen_990

Fotos falsificadas por la actriz española Anna Allen

 

Hay muchas maneras de hacer marketing, más teniendo en cuenta que cada vez hay un mayor desarrollo de las nuevas tecnologías. Hemos experimentado toda una revolución en este sentido, con la llegada de internet y de las redes sociales. Sin embargo, en los últimos tiempos estamos contemplando formas un tanto curiosas de darse a conocer a través de este canal.

Es el caso de la reciente “falsa trayectoria” de la actriz Anna Allen. Al parecer esta chica fingió tener una fulgurante carrera profesional, habiendo participado supuestamente en series tales como The Big Bang Theory o White Collar. Para certificar estos hechos, la actriz colgaba en sus redes sociales montajes fotográficos con actores de series en las que en teoría actuaba. Todo eso le valió para realizar entrevistas con algunos medios bastante famosos de este país, de radio y prensa. Al final, resulta que todo era falso.

Sin embargo, ella no ha sido la única en utilizar esta particular “estrategia” para darse a conocer. Reciente aún es el episodio de Francisco Nicolás (o el pequeño Nicolás para algunos), quien se hizo famoso por sus “selfies” con una gran cantidad de políticos.  Y otro caso también llamativo, aunque desconocido, es el que le ocurrió hace poco también a un amigo mío. Alguien falsificó su perfil de Linkedin incluyendo en su currículum un cargo en la empresa que posee mi amigo, teniendo en cuenta que el falsificador nunca había trabajado para la misma y ni siquiera conocía a mi ya mencionado amigo.

Una vez visto todo esto, la pregunta es: ¿Este tipo de anécdotas son estrategias de marketing con un objetivo claro o son simples deseos de llamar la atención? En mi opinión son, en toda regla, acciones de marketing. En estos tres casos particulares el fin era el de venderse y obtener beneficios profesionales, así como relaciones influyentes. A cada uno de ellos, esto les servía como plataforma.

Ahora bien, todo tiene sus pegas. ¿Es adecuada esta estrategia de marketing? Para mi es obvio que no. Puede alegarse en los casos de Anna y Francisco Nicolás que de la nada se han convertido en personajes públicos conocidos por todos, dando entrevistas para grandes medios de comunicación. Pero han pasado por alto dos elementos fundamentales:

1. En el marketing no se debe mentir. Debes convencer a tu público objetivo o generar una sensación o necesidad, pero si lo que transmites es falso, ten por seguro que tus objetivos fracasarán.

2. El marketing por sí mismo, no genera beneficio. Ser muy conocido no es suficiente para que la gente capte el mensaje que quieras lanzar, eso hay que saber hacerlo de forma correcta.

Estos dos personajes, se han convertido en poco tiempo en personas muy mediáticas y durante un breve período, quizá hayan conseguido parte de su objetivo. En cambio, a largo plazo les perjudicará, estoy seguro, puesto que nadie los tomará en serio, hundiendo así sus carreras profesionales.

Para concluir, dejo una reflexión para el debate: ¿Cuánta gente usa las redes sociales para esto, a menor escala? ¿Es el inicio de una era de apariencia y falsedad virtual? ¿Qué importancia le damos a lo que escribimos o pensamos como usuarios de internet? ¿Hasta dónde puede llegar hoy en día una estrategia de marketing? Ahí les dejo las preguntas, saquen ustedes sus propias conclusiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s