¿Ciudadanos o Podemos?: una visión general de sus estrategias de marketing

Por todos es sabido que nuestra actualidad política está marcada por la llamada “decadencia de los dos grandes partidos”. Una crisis económica que se ha prolongado mucho tiempo y que todavía se mantiene, pese a lo que algunos afirman, ha sido el detonante de que las formaciones políticas tradicionales ya no tengan la credibilidad de antaño. En este contexto, han aparecido dos nuevos actores: Podemos, partido liderado por Pablo Iglesias y Ciudadanos, con Albert Rivera a la cabeza.

Con este post no pretendo valorar qué partido es mejor ideológicamente, ni tampoco discutir sobre sus propuestas o medidas. Mi único propósito es analizar qué han hecho, en cuestiones de marketing, cada uno de ellos. Es decir, cómo consiguen llegar a los ciudadanos y cómo se venden.

En primer lugar, cabe hablar sobre el fenómeno Podemos. Es innegable que esta fuerza política, así como sus principales líderes, han pasado del anonimato a la fama en menos de un año. En mi opinión, este éxito es el resultado de cuatro pilares básicos:

  1. Presencia en las redes sociales.

Podemos se caracteriza por haber creado toda una red de actuación ciudadana a través de Facebook, Twitter y Youtube, usando cada una de ellas de forma diferente. A través de Facebook, el partido informa de los principales eventos y convocatorias del partido, así como muestra las entrevistas a los principales líderes. Esta red social, a mi modo de ver es la que mayor poder de convocatoria tiene y es la base en la que se apoyan para organizar sus demostraciones y para que la gente acuda a sus actos.

Twitter en cambio, es diferente. También sirve para dar difusión a sus actos y eventos, pero no de la misma forma. Aquí, Podemos permite el seguimiento en directo de los mismos y es donde se forjan sus principales lemas y eslóganes. Es mucho más fácil de leer y llama mucho más a que la gente exprese su apoyo en directo a estos actos, estén o no en el lugar físico de los mismos.

Por último, Youtube es la fuente visual. Es verdad que en Facebook también se ponen parte de los vídeos, pero es mucho menos directo. Youtube sirve fundamentalmente para exponer las entrevistas de televisión y radio, así como las grandes manifestaciones.

En cualquier caso, las redes permiten a este partido interactuar con la población, al proponer debates y responder preguntas. Esto les sirve para medir hacia quién se deben dirigir y qué asuntos deben tratar, a fin de coincidir con la opinión mayoritaria.

  1. Organización de debates en toda España: “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”

Ésta es una característica muy significativa de este partido y consiste en realizar algo que se podría llamar “marketing directo”. Sé que el concepto de marketing directo no se refiere estrictamente a esto, pero la idea es la misma, acercase al ciudadano a pie de calle, exponerse, ser conocido y estar abiertos a todos. Este es un rasgo que los define y que queda patente con la realización de varias acciones, la más reciente la gira americana de hace unos días.

  1. Apariciones en televisión.

Esta herramienta no es tan “innovadora” como la de recorrer todas las capitales de España. Pero sin duda, es mucho más efectiva de cara a llamar la atención. Durante mucho tiempo su exposición en los medios ha sido espectacular, intentando aparecer en los principales canales. Esto les ha dado la fama. A pesar de eso, en el futuro habrá que ver si no se da la vuelta a la tortilla y si esa situación no les perjudica, dados los últimos escándalos de corrupción.

  1. Creación de una nueva marca.

Con el fin de ser diferentes, han sido capaces de crear un nuevo estilo, no tan encorsetado como el tradicional. De repente,  sus líderes son políticos que visten menos formalmente, han inventado palabras como “casta” y han iniciado un discurso con un tono de enfado notable. Es obvio que su objetivo es el de parecer ciudadanos de a pie cabreados, es decir, quieren que la gente de la calle se identifique con ellos y se vean reflejados (quieren que la gente piense “si yo estuviera ahí diría lo mismo y con ese tono”).

Está claro pues, cuales son los pilares de este partido y qué pretenden con los mismos. Desde el punto de vista del marketing, han sabido hacer las cosas muy bien, al menos hasta ahora. Lo que pase en el futuro dependerá de cómo sepan gestionar su auge y de la actuación que realicen una vez que estén en el gobierno.

¿Pero qué pasa con la otra fuerza política emergente liderada por Albert Rivera? Ciudadanos está comenzando a despegar, al menos en el conjunto de España. Es evidente que esta formación comparte cosas con la anterior, y para no repetirme, voy a compararla con ella.

Ciudadanos también ha hecho un muy buen uso de las redes sociales. Hay que decir que la finalidad que se le dan a estas redes (hablo de Facebook, Twitter y Youtube) es prácticamente la misma que en Podemos.

La presencia televisiva de Ciudadanos también es muy fuerte, aunque de forma diferente. Mientras que Podemos ha abierto el abanico incorporando a varios de sus líderes, Ciudadanos mantiene en televisión fundamentalmente a Albert Rivera, como cabeza visible. Sin embargo, en otros medios de comunicación de masas como la prensa, es donde el partido naranja gana a Podemos, puesto que cuenta con más periodistas afines a él.

Dentro de este aspecto, cabe mencionar otra diferencia importante, el mensaje. Ciudadanos se sale del clásico debate político de acusaciones en casos de corrupción o errores cometidos, para presentar las medidas económicas que cree que debe impulsar. Su discurso no es agresivo y prefiere no criticar al resto. Podemos, en cambio, ostenta un mensaje directo y enfadado contra “la casta”, sin presentar propuestas demasiado concretas (en mi opinión, se ha contaminado por la estrategia comunicativa que practican los principales partidos basada en el descrédito hacia el resto).

Otra importante diferencia consiste en lo que he llamado anteriormente “marketing directo”. Por el momento, Ciudadanos no ha optado por la estrategia de organizar debates en todas las capitales de España. Sí optaron por esta estrategia en Cataluña, acudiendo a los lugares donde sabían que tendrían más posibles votos. Quizá por falta de infraestructura no están considerando esta opción para el resto de España.

Por último, la imagen de marca. Ciudadanos no ha optado por vestir diferente ni por inventar términos o lemas políticos. Han preferido optar por no romper los cánones, con el objetivo de que la población los vea como personas responsables y serias, pero con un aire nuevo. Con un tono cálido y calmado, en el que defienden la unión de todos por encima del resto, pretenden ofrecer confianza y seguridad, a fin de que la gente piense “Se puede confiar en ellos, son cabales y presentan propuestas reales”.

Con este artículo cierro mi particular visión de ambas estrategias. Cada una de ellas es diferente y va enfocada a un público distinto. Pero una cosa está clara: ambos partidos hablan de unión y de regeneración. Ninguno de ellos son nacionalistas (aunque con Podemos pueda parecer lo contrario) y los dos quieren ser una alternativa a lo que ya existe. Además, parece que ambos están abiertos al diálogo. Eso sí, yo no defiendo ni a unos ni a otros, dado que eso es una opinión personal. Juzguen ustedes mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s