El espíritu indomable de las “motos rata”.

En el mundo de las motocicletas, hablar de una Harley Davidson es hablar de un símbolo que siempre nos ha evocado a grandes valles, chupas de cuero y cualquier escena de “Easy Rider”; pero además, existen un tipo de Harley que nos lleva a un estado superior de libertad: las motos rata.

Cuando un profano observa una moto rata, tan sólo ve un montón de basura sobre un montón de chatarra, un sin sentido de la mecánica o la “casa moto” de una familia de ratones, pero no llega a comprender el significado de cada objeto que se incrusta en su esqueleto.

Una moto rata se asemeja más a un collage de la vida de su dueño, elementos que ha ido recogiendo o que son significativos para él y que los ha añadido al cuerpo de su inseparable compañera. La cabeza de una Barbie sobre el faro delantero, el ala de un halcón pegado al depósito, la señal de tráfico de algún país perdido atado con cuerda a las maletas o incluso la cornamenta de un alce situada en la parte delantera. A veces te preguntas cómo ha podido llegar hasta aquí, con todo ese peso extra o ese ruido, que no hace otra cosa que llamar la atención de cualquier agente de carretera.

Ejemplo de una "moto rata". Fuente: travelingringo

Ejemplo de una “moto rata”. Fuente: travelingringo

Todos estos “accesorios” no de serie nos están hablando de una vida llevada sobre el asfalto, alejada de los convencionalismos que una sociedad te dicta cada vez que vas al trabajo, tienes familia o compras un coche.

Además, una moto rata hace honor a su nombre si ha sido reparada con piezas sueltas, encontradas en una chatarrería y que casi no encajan en el hueco que ha dejado la pieza original. Es el mayor sentido de la supervivencia, repararte con lo primero que ves porque no siempre vas a encontrar un taller cercano. Esto implica que su dueño tenga ciertos conocimientos de mecánica para saber cambiar la pieza estropeada por lo primero que encaje. Aunque normalmente buscan piezas antiguas de otros modelos parecidos para sustituirlas.

La moto original ya no es aquella salida de la fábrica, ya no es la jovencita que montaste por primera vez, ha crecido y año tras año habéis ido superando fallos y averías cómo mejor habéis podido.

Una moto rata representa una metáfora de la vida, con todos los errores y problemas, que debes afrontar como puedas, pero sin olvidar que estás aquí para ser libre de ir dónde quieras y sin dejar de disfrutar del viento en tu cara.

Cualquier dueño de una "moto rata" se siente orgulloso de su decoración. Fuente: saddlebags

Cualquier dueño de una “moto rata” se siente orgulloso de su decoración. Fuente: saddlebags

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s