Publicidad de Mercadillo, no te la puedes perder

mercadillo2

Siempre que pensamos en publicidad nos viene a la mente cualquier anuncio visto por televisión, internet, revistas o por la calle. Y aunque cada uno piense en un producto diferente al resto, siempre habrá algo en común, que el producto que nos están vendiendo lo puedes adquirir en una tienda física o en internet. Pero aparte de ellos hay también otros productos que se venden y que no están ubicados en ninguno de los dos sitios que he mencionado anteriormente, me estoy refiriendo a los productos que puedes adquirir en un mercadillo.

Piénsalo y dime si no estoy equivocada de que nunca hemos visto publicitarse ropa o productos que puedes adquirir sólo en el mercadillo, y no me estoy refiriendo a productos de similares características, no, sino a ese producto en concreto. Por ejemplo, dónde puedo comprar lencería de la marca “unco” y no me estoy refiriendo a la ropa interior “unno” sino a “unco”; o por poner otro ejemplo, dónde puedo comprar unos “malacatones”, si, lo has leído bien; en una frutería puedes encontrar melocotones pero nunca “malacatones”, para ello debes irte al mercadillo a comprarlos.

patatas

Aparte de sus característicos productos ir al mercadillo es como ir a un centro comercial. Te puedes encontrar desde unas ollas para tu cocina hasta un tanga de encaje rojo (lo mejor para nochevieja). El defecto que veo es que los productos no están clasificados por apartados, como ocurre en los centros comerciales o supermercados, pero es muy interesante encontrarte un puesto de ropa de hogar y al lado otro de bisutería, o mejor aún, estar comprando rosas y no saber si el olor que estás percibiendo provienen de las flores o del olor de pollitos/gallinas/conejos… del puesto de al lado.

Volviendo al tema; la publicidad de mercadillo, según mi punto de vista, no hay que despreciarla de buenas a primeras. Porque, aunque no sea como la publicidad a la que estamos acostumbrados a ver, la publicidad de mercadillo no se queda atrás. Tiene todo lo que un cliente desea, y con eso me refiero a que tiene 3 puntos clave:

1. Precios Bajos: En el mercadillo hay una gran variedad de precios, adaptados a cualquier bolsillo. Te puedes encontrar desde unos calcetines por 0,33 euros hasta unos pantalones de vestir por 15 euros, pasando por camisetas, bisutería,… de diferentes precios. Y aunque sus productos no tienen una cierta calidad que puede ofrecerte una gran marca, siempre te pueden sacar de un apuro.

mercadillo

2. Ofertas y descuentos “all the time”: Aunque no sea temporada de rebajas siempre encontrarás alguna oferta.

bisuteria

3. Buen trato con el cliente: En este apartado decirte que se podría dividir en dos partes, antes de comprar su producto y durante la compra de este. Con esto me refiero a:

  • Antes de comprar su producto: Para que el tendero consiga captar tu atención tiende a decir/vocear palabras como:¡Bonito, barato!, ¡Que me lo quitan de las manos!, ¡Hoy es el último d ía!, … Y todos ellos acompañados, a veces, de ¡Guapa!, ¡Para el caballero!, ¡Para las señoras!
  • Durante la compra del producto: el dependiente te trata con amabilidad y te endulza el oído para que así le compres algo más. Algo que siempre viene bien para el ego masculino y femenino.

Como ves, todo son ventajas. Así que pásate algún día por el mercadillo de tu zona y deja que te endulcen el oído.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s