Negocios pequeños llenos de color.

Existe un dicho popular que asegura que “las mejores esencias van en frascos pequeños” y en muchas ocasiones es inevitable darle la razón. La aparición de determinados modelos de negocio, la mayoría de ámbito local y con el denominador común de establecerse en un espacio de reducidas dimensiones, requieren una característica importante para entender la esencia del mismo: la intimidad.

Parece una contradicción que, en un negocio en el que puede entrar cualquiera, sientas que estas cómo en tu casa. Esto es debido al cuidadoso trabajo que se realiza en la ambientación del local. La música, los olores, la iluminación y el color, te transmiten la sensación de estar en un lugar diferente, un lugar especial.

Aunque no lo parezca, el color es un elemento vital para crear un ambiente adecuado. Debemos olvidar la idea de que “a mi me gusta este color”, puesto que deberíamos dejarlo para el salón de nuestra casa y pintar nuestro local con aquellos colores que realmente transmitan el mensaje que tu deseas evocar en tu negocio. En los locales pequeños es todavía más importante, ya que pueden disimular espacios pequeños y hacerlos más acogedores, que no claustrofóbicos.

A continuación os damos las claves para elegir el color perfecto para un negocio de pequeñas dimensiones.

El amarillo es un color luminosos, cálido y evocador de ambientes llenos de vida. Podeos utilizarlo en estancias en las que no haya mucha luz-transmite mucha fuerza-pero sobretodo sirve para transmitir amplitud (gamas tenues). Si aplicamos una gama más cálida, podremos dar a nuestro establecimiento la sensación de ambiente relajado y acogedor.

El verde oscuro es la elección perfecta si deseas crear un ambiente victoriano y masculino. Es preferible que se utilice más en complementos y muebles que en paredes ya que tiende a reducir los volúmenes, disimulando ese gran sofá que estas deseando colocar. Si existen demasiada paredes irregulares, este color te ayudará a que adquieran cierta uniformidad. El verde claro evoca todo lo contrario: ambientes industriales y modernos. Este color gana todavía más cuando lo combinas con el color blanco y el amarillo, ofreciéndote sensaciones acogedoras y a la vez frescas. No olvidemos que la naturaleza es de color verde, por lo que incluir plantas o macetas puede recordar a un pequeño oasis. Al naranja le sucede algo similar.

Con el color azul hay que tener cuidado puesto que está cargado de significado. Para las culturas anglosajonas, el azul transmite tristeza y frialdad, pero para las culturas judeocristianas, es el color de la pureza. Es el idóneo para ambientes en los que desees que predomine la tranquilidad, pero sin llegar al aburrimiento. Las estancias pequeñas parecen más alargadas y si pintas tan sólo una de las paredes en este color y el resto en blanco, creerás que la estancia es más alta-además de dar un ambiente marinero.

El violeta se asocia al terreno de lo espiritual y las emociones. Debido a que es sensible a los juegos de luz, es recomendable utilizarlos en espacios muy luminosos para evitar que se apaguen. Es el color perfecto para una tienda de muebles o decoración ya que permite destacar las maderas y los tejidos naturales. Por otra parte, si deseas crear ambientes adolescentes, el violeta con muebles verdes debería ser tu elección.

El rojo es uno de esos colores que, aunque puede parecer provocador, gracias a la sensación de alegría y fuerza que transmite, se puede convertir en tu enemigo, pues es utilizado por las grandes cadenas de comida rápida para que el cliente se canse pronto y consuma rápido. A pesar de ello, es el perfecto para espacios en los que quieras estimular la mente y despertar los sentidos. Se recomienda para llamar la atención al cliente sobre un espacio en concreto, cómo por ejemplo, el espacio dónde expones las ofertas.

Los marrones transmiten masculinidad, seriedad y la sensación de equilibrio. Es un color que funciona muy bien con el rosa, para transmitir energía, o con el azul, para dar un aire de modernidad, pero siempre combinado, para no hacer el efecto contrario al que buscamos.

El negro te ayudará destacar todo aquello que pongas sobre un fondo muy claro. Es inigualable para los muebles de la tienda o las mesas de un bar, creando armonía y resaltando las líneas geométricas. Todavía sigue sorprendiendo un baño con sanitarios negros y azulejos blancos.

El gris podría parecer un color poco adecuado para tu negocio pero es el mejor para crear ambientes que invitan a la reflexión y la imaginación. El gris piedra te transportará a la naturaleza más rústica y te ayuda destacar otros elementos cómo una escalera o una chimenea. En zonas poco iluminadas, es aconsejable un gris claro y si es el del hormigón visto, tendrás una estancia de estilo muy moderno.

La paleta de colores Pantone.

La paleta de colores Pantone.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s