Opinamos sobre las nuevas panaderías: Granier, Panaria, La Mancha y La Petite Croissanterie.

El estancamiento de la economía y un mayor conocimiento del mercado-producto por parte de consumidor ha obligado a muchos empresarios a impulsar un tipo de negocio diferente y distinto a lo anteriormente conocido. En “Marketing lo serás tú” hemos puesto el foco de atención en el nuevo modelo de panadería-cafetería que se está implantando en nuestras ciudades y que comienza a redefinir el sentido de panadería tradicional.

Analizamos cuatro establecimientos (Granier, Panaria, La Mancha y …) desde el punto de vista del consumidor pero entrando en detalles tales cómo el servicio, el producto o la ubicación. En su mayoría les unen ciertas características (horno propio, variedad de productos, decoración minimalista) que conceden ese toque tan especial que les brinda el éxito.

Granier Albacete.

Es una de las franquicias que más está creciendo en España (200 establecimientos). Es obvio decir que es un despacho de pan que además ofrece servicio de cafetería para acompañar a tu croissant o muffin, pero deberíamos destacar que no ofrece el servicio en mesa (salvo para personas mayores).
La variedad de productos es sorprendente, yendo desde una barra normal a  panes típicos de otras zonas geográficas (Marruecos) o biológicos. Además, sus dulces o preparados salados ofrecen infinidad de elecciones, algunas exquisitas. Por otro lado, el packaging es el mismo que utiliza este tipo de panaderías, una bolsa de papel estrecha y de varios tamaños, según sea pan u otro producto.
Ya hemos dicho que no ofrece servicio en mesa, el único pero que pondríamos, obligándote a hacer cola para ser atendido y esperar a encontrar una mesa libre para llevar tu bandeja. En otros aspectos, el trato es muy correcto y la juventud de los trabajadores no está reñida con su profesionalidad y cuidado; se nota que les gusta.
Observando desde tu mesa, puedes entender que es un negocio para todas las edades y sexos, aunque el nicho de mercado joven/adolescente no prevalece sobre el adulto-en pareja o familia.
La ubicación del local-céntrico-parece ser una elección acertada. Su tamaño e iluminación son considerables, convirtiendo la simple degustación de una bebida con algo de comer en una experiencia agradable. La decoración no es recargada, aunque si existe una parte diferenciada entre sección de panadería, con varios mostradores y la de clientes, sentados en sencillas sillas y mesas de madera en blanco. Otros aspectos que hacían cómoda la estancia eran una temperatura adecuada y la casi inexistencia de música de fondo, permitiendo la conversación.
Es recomendable su visita, tanto para llevarte a casa uno o varios de sus productos cómo para degustarlos en el local.

Le petite croissanterie Albacete

Este pequeño local, ubicado en la calle zapateros (36), es un trozo de París. Si os gusta la música francesa y los “croissants” acercaos a esta panadería, os encantará. Hacen “croissants” de cualquier tipo; con cereales, de chocolate, con sabor a mantequilla, … También podeis comprar o tomar otro tipo de bollería como donuts o algo de salado, pero os aconsejo que no os vayais sin probar los “croissants”. La decoración es muy afrancesada, acojedora y los camareros son muy atentos. Además, os dan una tarjeta que al acumular 10 sellos la próxima vez os sale GRATIS. ¿Quien se va a resistir a obtener un desayuno gratis?

DSC_0032

Panaria Albacete

Este panadería está ubicada en la plaza Altozano al lado de los cines Capitol. Hay mínimo una en cada ciudad española. Puedes comprar el pan y a la vez sentarte a tomar un café. Tienen  empanadas, bocadillos y cualquier tipo de bollería como los croissants, donuts, … Os aconsejo que probéis los bocadillos, sobretodo uno de queso con miel/mostaza, y los croissants de chocolate, buenísimos. No dejéis de visitarlo, los camareros son muy educados y el local es muy moderno con muebles de diferentes tipos, muy actual.

DSC_0037

La Mancha

Una de las panaderías más asentadas en Albacete es la de La Mancha. En la calle Dionisio Guardiola se encuentra en una esquina una de estas panaderias que a la vez es cafetería. No es demasiado grande pero sí lo suficiente para que 4 o 5 mesas se acomoden a un lado del mostrador. Cuentan con todo tipo de pan e incluso pasteles del tipo pezuñas, riñones y milhojas. Este negocio es atendido por unas camareras/panaderas muy simpáticas que no dudarán en recomendarte los mejores pasteles e incluso disuadirte de la idea de que te lleves algo del día anterior. También disponen de unos originales zumos de fruta recién exprimida (manzana, zanahoria, etc.), aunque algo caros para mi gusto. No obstante, si queréis dejaros caer para tomar un café con tostadas, éste es un buen sitio.

IMG_20141208_093417

Anuncios

2 comments

  1. En Granier, las camareras son desagradables en realidad, fumadoras que no se lavan las manos, criticonas en público, incompetentes, “chonis”, etc. Si yo fuera el jefe, echaba a casi todas.
    En La Mancha, a veces te venden productos duros o pasados, no te dan tique, te echan antes de tiempo de la cafetería de Pedro Martínez Gutiérrez, aunque sea metiéndote la fregona en los pies o barriendo a tu alrededor; ponen el aire acondicionado lo mínimo, limpian la cafetera antes de tiempo; hay una empleada que se cree que va a heredar la empresa; son muy simpáticas cuando está la jefa presente; cuando no, no tanto, etc.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s