Cómo debe adaptarse tu empresa al mundo 2.0.

La globalización mediática y la implantación de las redes sociales cómo una herramienta más de la empresa, ha modificado el carácter de empresa que conocíamos hace varios años. Ya no es suficiente con una página en Facebook, además debemos cambiar nuestra relación con el cliente, con el producto e incluso con los empleados, con el fin de ofrecer una imagen muy superior a la de una simple empresa que vende por Internet.

La primera medida que debemos cambiar es precisamente no tener miedo a cambiar. El cambio es adaptación, selección natural cómo diría Darwin, sin olvidar nuestros objetivos. La transformación de tu empresa no es voluntaria, es una obligación que el mercado te exige.

Recuerda que tu público ya está en la red y tú no.

Las Redes Sociales son un medio importante para alcanzar ese cambio pero no son el fin último. Utiliza las RRSS cómo una herramienta más de tu empresa puesto que el verdadero cambio deberá llegar de tu propia actitud. De nada sirve tener un CM si no permites a tus clientes aportar ideas sobre uno de tus productos.

Utiliza las redes igual que utilizarías los servicios de un contable.

La apertura de un blog lleva mucho trabajo y es una decisión importante ya que tu empresa va a “desnudarse” a través del mismo, a contar su historia y sobre todo, a formar parte de la comunidad del conocimiento. Si no estas dispuesto a contar la receta de tu plato principal, no cuentes historias simplemente para entretener.

La gente quiere conocer todo sobre ti.

Lo mejor de las redes sociales es la posibilidad que ofrecen a cualquier empresa de planificar una campaña de marketing. Utiliza las redes más apropiadas para tu negocio y focaliza tus esfuerzos en tu público objetivo.

Las redes sociales son tu nueva arma en marketing.

Al hablar de globalidad debemos pensar también en toda la competencia del mundo. Ya no vendes a los vecinos de tu barrio sino que vendes al mundo entero, al igual que otros muchos. Asume que debes tener competencia y observa en que aspectos sobresale para que tú puedas mejorar.

La competencia te hará mejor (si sabes aprovecharla).

Las redes sociales te deben acercar a tu cliente y no alejarlo. Sé más humano, tanto en el trato cómo en tu propia política de empresa. Hazle ver que su participación es necesaria en la toma de decisiones a corto y largo plazo. El cliente no es el jefe de tu empresa, pero si debería formar parte de vuestro proyecto en común.

Los clientes han dejado de ser números.

La participación de los empleados es fundamental en la nueva dimensión que ha alcanzado tu empresa. No es tan sólo escucharlos, también es permitirles que asuman responsabilidades de dirección. Los trabajadores conocen mejor las intimidades de la empresa, además de sus puntos fuertes o débiles. Permíteles participar en las decisiones de futuro porque son ellos los que te llevarán a ese futuro.

Una empresa no es nada sin sus trabajadores.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s